Danza Mestizaje Oriental

La Danza Oriental como vehículo para Despertar el Cuerpo, y acceder a la Feminidad desde 
la Elegancia, la Sutileza y la Belleza.

El Mestizaje Oriental es una fusión de Danzas Orientales, con la base en el Raqs Sharqi o 
Danza del Vientre, desde sus orígenes hasta el día de hoy. 

El orígen de estas danzas remonta a Egipto, dónde las Sacerdotisas danzaban en los templos 
como ofrendas a los Dioses. Danzas de fertilidad y fecundidad, que se bailaban a la Luna, 
con el vientre desnudo para acceder a su influjo y energía en él. También se relaciona esta 
danza con prácticas de alumbramiento.

Estas danzas se extendieron debido a los pueblos nómadas gitanos, por lo que se iban 
enriqueciendo de diferentes lenguajes corporales ( desde el norte de India hasta el sur de 
España).

Así el Mestizaje Oriental despierta el movimiento de todo el cuerpo, desde el aspecto 
femenino de la danza, aprendiendo a disociar y controlar el movimiento de caderas, torso, 
brazos... incluye Mudras ( posiciones específicas de las manos, característicos de la Danza 
India), movimientos, giros y desplazamientos de Danza India, sutileza y elegancia de la Danza 
Persa, y Braceos y Floreos de la Danza Andalusi.

La Danza Oriental está abierta a cualquier mujer, de cualquier edad, con o sin conocimientos 
previos de danza. Equilibra  nuestras emociones, tonifica abdomen y caderas, y nos hace más 
conscientes del cuerpo desde el aspecto femenino.


NIVELES:

Iniciación, Intermedio, Avanzado (Claudia)
Intermedio-Avanzado y Avanzado-Pro (Lalita)
Iniciación (Tessi)